Casinos y Prohibiciones

By | Febrero 25, 2017

Todos sabemos que hay millones de casinos alrededor del mundo que ofrecen la oportunidad de pasar un rato agradable y de ganar un poco de dinero extra por medio de la participación en una variedad grandísima de juegos.

Lastimosamente, la industria de los casinos ha tenido que pasar por una cantidad de regulaciones y políticas alrededor del mundo a causa de un par de desadaptados que decidieron tomar el juego como una adicción, pero esto no ha sido impedimento para esta gran industria, ya que no ha dejado de crecer desde los últimos años.

Hoy en día, la industria de los casinos y los juegos de azar es una de las más grandes a nivel mundial, generando billones de dólares en ingresos anuales y participando en casi todos los países del mundo ya sea de manera física o de manera virtual, ya que por si no lo sabían, los casino poseen cerca del 57% de las plataformas de juegos para los celulares y las tablets en el mundo.

Estas prohibiciones también han hecho que la industria de juegos se fortalezca ya que con cada “pero” que se establece por parte de los gobiernos, se genera una nueva idea y estrategia para llegar al publico objetivo, como por ejemplo: cuando dijeron que las plataformas en línea de los casinos crearían desconfianza e incrementaría el crimen cibernético, la industria decidió tomar medidas y proteger la información de los clientes, garantizando la confidencialidad de los mismo y la no distribución de estos a terceros.

Estas reglas no son nuevas, siempre se ha querido controlar el tema de las apuestas y los juegos, ya que se ha visto con malos ojos a aquellos que visitan este tipo de  establecimientos. Es más, hay un caso muy conocido en la historia de los casinos que menciona que uno de los gobernantes del principado de Mónaco construyo un casino como símbolo de su riqueza, en donde se permitían las apuestas, el intercambio de bienes por dinero y los actos de beber y comer hasta el amanecer sin ser castigados, pero solo tenía una condición establecida por el mismo creador – El príncipe Carlos III, y era que los ciudadanos locales no tenían permitido entrar y apostar en ese lugar. Esta norma se estableció cerca de 1860 y fue diseñada para evitar que los ciudadanos locales perdieran todo y la ciudad cayera en crisis, por lo que solo los extranjeros tenían derecho a disfrutar de las instalaciones y los juegos de aquella época.

Hoy en día, la norma permanece vigente, no se permite ingresar a las salas de juego a las personas que habitan el lugar, pero este se ha convertido en uno de los centros turísticos más atrayentes de la región.

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *